La muerte de Superman  

Posted by Unai in ,

18 de noviembre de 1992. La noticia se extiende más allá de las tiendas de cómics, hasta los medios de comunicación de masas. El superhéroe más poderoso y famoso de todos no es inmortal. Superman ha muerto.


I: Introducción
Hoy nadie le daría gran importancia. Sabemos que volverá. Es Superman, es una estrella del cómic, la editorial no va a deshacerse de semejante generador de dinero así, por las buenas. En los últimos años los medios se han llegado a hacer eco de las muertes de otros superhéroes, como la Antorcha Humana, Lobezno, Batman, el Capitán América... Pero ninguno de ellos nos importa mucho porque sabemos que volverán, de un modo u otro.

Sin embargo, en 1992 no era así. El público aún no se había acostumbrado a las "puertas giratorias" del cielo de los superhéroes. La muerte de Superman cambió eso. Y es sólo uno de los muchos cambios que trajo; una de las historias más controvertidas, analizadas y, sin duda, influyentes, del mundo del cómic.


II: La muerte de Superman
La muerte de Superman empieza con Doomsday. Es una bestia formidable, un enemigo a la altura de Superman. Doomsday no es inteligente y astuto como Brainiac o Lex Luthor; no tiene el poder y los ejércitos de Darkseid o Mongul; no trae consigo los dilemas del general Zod ni el esperpento de Bizarro. Doomsday es sencillamente físicamente fuerte, tan fuerte como Superman. Pero sin el lado humano de éste, Doomsday es fuerza bruta. Es la máquina de matar definitiva.

En los primeros números de la historia, el villano se limita a aterrizar en la Tierra e ir avanzando inexorable hacia Metropolis, sin que ningún otro superhéroe lo consiga detener ni ralentizar. Al final, Doomsday y Superman tienen una pelea épica en Metropolis. Los dos titanes se golpean hasta no poder más... y los dos mueren. Spoiler alert.


Aunque La muerte de Superman es tan simple como eso, la historia continúa en tres arcos más: Funeral para un amigoEl reinado de los superhombres El retorno de Superman. Es recomendable leer la historia completa para comprender La muerte de Superman: aunque lo impactante fue su muerte, lo que vino después no fue menos influyente.

A la caída de Superman lo siguen varios cómics que narran cómo los distintos personajes del universo DC reaccionan a la muerte de semejante símbolo. Este segundo acto no es particularmente llamativo y no tiene grandes dosis de acción, pero sirve bien para relajar el tono después de la intensa batalla entre colosos... y preparar al lector para lo que viene después. Para completar esto, DC tuvo tres meses de parón en todos los títulos de Superman tras el funeral.

El reinado de los superhombres es donde la acción vuelve a ponerse en marcha. Superman ha dejado un gran vacío y alguien va a tener que llenarlo. Por ¿fortuna?, aparecen cuatro candidatos dispuestos a ponerse la capa de Superman.


Por un lado tenemos al Hombre del Mañana, un cíborg de aspecto intimidatorio pero que afirma ser el Superman verdadero, reconstruido con tecnología kryptoniana.

En segundo lugar, el Último Hijo de Krypton, con sus características gafitas, que tiene el aspecto y poderes de Superman, pero con una personalidad bien distinta, frío y letal.

Después, el Chico de Metropolis (no le llaméis Superboy), que tiene los poderes de Superman pero un cuerpo más joven, y dice ser un clon de Superman.

Finalmente, el Hombre de Acero, más tarde llamado simplemente Acero, que es el único que no afirma ser Superman: John Henry Irons es un herrero y ex fabricante de armas que forja una armadura con la que replicar los poderes de Superman.

La trama sigue a estos cuatro Supermanes, tratando de averiguar cuál es el verdadero. Obviamente, habrá choques y alianzas entre los cuatro...

Y todo llevará al retorno definitivo de Superman.


III: Influencia

Por un lado, hay quien mira La muerte de Superman y ve una historia épica, que se extendió durante meses por todos los títulos de Superman, que se atrevió a hacer lo que pocos se atrevieron a hacer antes, llena de personajes nuevos y tramas complejas. Personalmente, a mí La muerte de Superman me encanta. Dista de ser una historia perfecta, pero es entretenida a raudales. Es el estereotipo de cómo tiene que ser un evento en cómics de superhéroes.

Al mismo tiempo... hay quien mira La muerte de Superman y ve, eso, un estereotipo. Es una historia escrita, en su totalidad, pensando en las ventas y en atraer a cuantos fans y coleccionistas sea posible; y no en la calidad de la historia, ni en el desarrollo de los personajes (pese a que lo hay). Hay quien mira La muerte de Superman y ve un engaño editorial, que hizo mucho ruido matando a un personaje que planeaban traer de vuelta en cuestión de meses, faltando así a los fans, que se sintieron engañados.

Ninguno de esos problemas sería tan problemático si no se hubieran convertido en la norma.


Durante el resto de los 90, los "eventos de verano" se convirtieron en algo habitual. Marvel y DC hacían cada año algún enorme crossover entre numerosos de sus títulos. De ahí nacieron algunos eventos geniales, como X-Men: La Era de Apocalipsis, pero la mayoría eran formulaicos y de todo menos originales. Estos eventos no sólo interrumpían el fluir natural de las historias en los cómics, forzándolos a menudo a participar en macroeventos que no afectaban al cómic en absoluto; sino que fueron un responsable importante de la crisis de la burbuja especuladora del coleccionismo de cómics.

En la década de 2000, este tipo de eventos se redujeron hasta casi desaparecer; pero después hubo un resurgir y hoy día vuelven a ser habituales.

Sobre la muerte y retorno de superhéroes, qué voy a decir que no esté dicho ya. Éstos son algunos ejemplos de historias que me encantan (me gustaría dedicar artículos de Cómics 101 a al menos un par de ellas), pero en las que sabes que ninguno de esos tres personajes va a estar muerto mucho tiempo.



Además, os habréis fijado en que la influencia de La muerte de Superman se ha extendido también a las películas de superhéroes en los últimos años. El ejemplo más claro es en la propia Batman v Superman, película cuyo clímax incluye una colosal batalla entre Doomsday y Superman (esta vez ayudado por Wonder Woman, y en cierto modo por Batman, que está ahí pero no hace nada útil).


IV: Star Wars

Me gustaría concluir este off-topic hablando de Star Wars [este artículo se publicó originalmente en un blog de Star Wars]. La influencia de La muerte de Superman no llegó a SW tanto como a otros cómics, pero sigue estando ahí.

Star Wars siempre ha sido relativamente humilde en su publicación de cómics. En 1993 sólo había un título mensual, lo cual fue creciendo hasta tres títulos mensuales durante los 90, y entre cuatro y cinco después. Sin embargo, ya tuvo algún evento-cruce de series, como Vector. Y ahora que Marvel ha aumentado el volumen de estos cómics, Vader derribado ha sido sin duda sólo el primero de muchos.


En lo que a la muerte y resurrección de personajes respecta, por suerte no es algo de lo que los cómics de Star Wars hayan abusado del modo que lo hacen los cómics de superhéroes. Sí que hemos visto a personajes volver de la tumba, pero algunos de los más notorios, como Palpatine y Boba Fett, sucedieron antes que La muerte de Superman (ambos son de Imperio oscuro, publicado meses antes). Sí que hay personajes con los que se ha jugado al "¿morirá, no morirá...?", pero no de forma tan exagerada. Os recomiendo leer mi artículo "La vida, la Fuerza y las puertas giratorias de la muerte" en el Comlink nº 13 para más información.




Esta entrada la publiqué originalmente en el Comlink, el blog del foro Universo Star Wars.
Puedes encontrar los números anteriores de "Hace mucho tiempo" en la revista del foro.

This entry was posted on domingo, agosto 21, 2016 at 15:34 and is filed under , . You can follow any responses to this entry through the comments feed .

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Publicar un comentario en la entrada